Reputación y empresa

Estos días estamos asistiendo a múltiples ejemplos de lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer para conseguir posicionarnos de manera positiva en la mente del consumidor o mantener una reputación corporativa beneficiosa. Hoy en día es clave y no gestionarlo de manera correcta puede costar muy caro a más de una multinacional española y extranjera.

En primer lugar hablaré de dos compañías energéticas que tienen formas muy distintas de gestionar su reputación, Repsol e Iberdrola, Repsol siempre anda patrocinando deportistas, se gasta dinerales en marketing para dar una imagen “verde” de una empresa petrolífera e invierte en su fundación, que además de generar beneficios fiscales consigue mejorar su reputación con campañas muy inteligentes y para ejemplo su logo convertido en el planeta tierra, un ejemplo de lo que SI se debe de hacer.

Image

Por otro lado tenemos el caso de Iberdrola, con su presidente José Ignacio Sánchez Galán a la cabeza, que ha conseguido echar al traste años y años de trabajo para mejorar su imagen y su reputación. Unas declaraciones en las que dice que su empresa no va a invertir en España y lo va a hacer en el extranjero por las trabas del gobierno, independientemente de si está justificado o no, consigue que en su mercado principal (España) queden muy poquitas ganas de contratar sus servicios y más sabiendo que nos da igual  la empresa suministradora  ya que el precio es prácticamente el mismo y la competencia brilla por su ausencia. No parece muy inteligente y en su propio departamento de marketing deben de andar como locos viendo como solucionan el desaguisado.

Por último tenemos el caso de Coca-Cola, una de las empresas que más gasta en publicidad para seguir siendo líder de mercado y que como consecuencia del cierre de varias plantas embotelladoras en España para llevárselas al extranjero y viendo la dimensión que está tomando el asunto, tuvo que salir ayer al paso para desvincularse de las situación y poner dinero encima de la mesa para reducir prácticamente a 0 el ERE de más de mil personas que están llevando a cabo y que días atrás era inevitable.

Por el contrario tenemos el caso de Balay, que en sus últimos spots nos muestran una planta de la marca con trabajadores mostrándonos los productos de la empresa y con el lema “Gracias por elegirnos” apelando al sentimiento de pertenencia a un grupo, región y cercanía para asociar tu compra a mantener esos puestos de trabajo en España.

No se vosotros pero a mi me quedan muy pocas ganas de contratar con Iberdrola y beber Coca-Cola, mientras que si que compraría productos de Repsol y Balay, es una muestra más que unas declaraciones equivocadas o unos despidos mal calculados pueden costar millones a las compañías.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s